Teleamazonas

Categoría: Editoriales
Publicado el Miércoles, 11 Abril 2012 14:43
Visto: 1301

Compañeros y Compañeras:

A propósito del artículo Gabriela Calderón de El Universo en contra de las sanciones del Conartel a Teleamazonas, voy a cuestionar algunas frases que ahora están siendo mil veces repetidas en los medios de la oposición y que así pretenden devenir en LA VERDAD.

Primera: "...el Gobierno tomó el control de dos canales de señal abierta y un canal de cable porque supuestamente eran propiedad de la familia Isaías. Esto fue un golpe severo a la libertad de expresión…"

Libertad de expresión de quién? cabe preguntarles a los defensores de la Teleamazonas de propiedad del grupo del Banco del Pichincha. Acaso la expresión de los canales de los grupos vinculados al poder económico expresan la libertad de los ciudadanos? No se percata la articulista como han sido usados los medios vinculados para defender intereses de sus grupos y promocionar a través de sus periodistas estrella todos los días, las opiniones, los valores y las posturas políticas de los propietarios del viejo poder. ¿O cree ella que el Señor Ortiz expresa con pureza angelical, es decir sin posición política, la opinión de los excluidos y los desplazados de la libertad?

Segunda: "Mientras tanto, Carlos Vera renunció. Emitió una carta pública explicando que él no censuraría su programa ni permitiría que alguna otra persona, como el dueño de Ecuavisa, lo haga. Desde ahí la independencia de este canal ha sido cuestionada…"

Para los defensores de la línea editorial de la Teleamazonas de propiedad del grupo del Banco del Pichincha, independencia es sinónimo de oposición permanente al Gobierno; independencia es para ellos, el programa de opinión económica conducido por un funcionario de CORDES, el grupo de intelectuales de la Unión Demócrata Cristiana, que defiende a capa y espada las posturas de los monopolios y de los banqueros; independencia para ellos es la línea editorial que buscó deslegitimar el proceso electoral con los mismos argumentos de los Gutiérrez; independencia, para ellos es repetir mil veces como si fueran la verdad, las opiniones del aquel ex jefe de inteligencia que recibía órdenes de los agente de la CIA… Cuál independencia?

Una tercera, menos importante pero que puede orientar desde donde bien la crítica: "…¿Respeta la libertad de expresión una resolución que prohíbe mostrar imágenes de corridas taurinas en un país donde dicha actividad no es ilegal y es una tradición nacional?..."

Son las corridas taurinas una tradición nacional o una expresión cultural de una élite? Me da la impresión que más bien las corridas taurinas son lo segundo, pues provienen de una actividad económica arcaica de los latifundios serranos, que casi no genera empleo y cuyas utilidades se quedan en manos de una absoluta minoría de empresarios vinculados. Y eso que no entramos en la discusión que éstas pueden provocar en relación a deber de los ecuatorianos de impulsar los derechos de la naturaleza, reconocidos en la Constitución.

Señores defensores de la línea editorial de Teleamazonas, propiedad del grupo Banco del Pichincha, no confundan la libertad de expresión, derecho de los ciudadanos, con la restringida opinión de los monopolios y sus voceros.

Saludos,

ABC

11 de junio de 2009