tube tw fb

Ser parte de un informe Wikileaks o no serlo, he ahí el dilema Sudamericano

Teñido por ingredientes de narrativa literaria, casi como un guión de película: espionaje, contraespionaje, diplomacia corrupta, hórridas maniobras políticas, truculentas manipulaciones, planes violentos y hasta chismes de vecindario; el suceso Wikileaks nos habla de una gran revolución política, una revolución cimentada en la capacidad de acceso y publicación de la palabra y la imagen a gran escala, una revolución que permite hacer notoria la intención política mundial.

Era cuestión de tiempo que se hiciera uso abierto del arma revolucionaria que es un mundo conectado. La gente frente a un computador es gente con poder: poder de informarse, de acceder a lo cifrado, de informar y de desinformar. Las personas oscilamos entre esa masa que sigue y esa masa que cuenta y crea; Internet se presta mucho para repetir la fórmula del pueblo de Fuenteovejuna, ese pueblo que ahora es metáfora aplicable a un pueblo global. La información cada vez es menos monopólica; ya no es sólo de los dueños de los medios. El mismo instrumento utilizado por el sistema para mover los mercados, para venderse, pudo ser en este caso un instrumento poderoso en su contra.

Hay múltiples aristas analizables tras de lo de Wikileaks y habrá mucha más tela que cortar dado lo reciente del suceso; por lo pronto vemos que la forma de operar de los países del norte queda finalmente desnuda en público, queda desde su propia voz "desecretizada". Este velo descorrido, sin embargo, no nos enfrenta a novedades sino a la confirmación en la conciencia colectiva de lo siempre sabido pero siempre enmascarado. Hay un valor psicológico importante en eso: el de la confirmación de la verdad sospechada, pero solapada.

En lo periodístico, el tiempo está llamando a la prensa una y otra vez a no jugar con la credibilidad, la veracidad y el bien público que es la información. Pone una gran prueba a los medios al entregar públicamente información en sus manos para ver el uso que le dan, es una prensa que deberá actuar frente a los ojos expectantes de un mundo que tiene otras alternativas para conocer la información. Los grandes periódicos están en la cuerda floja, pero tienen una oportunidad inmensa de estar a la altura de la verdad.

En Latinoamérica el suceso Wikileaks nos enfrenta otra vez con el asunto de ser o no ser parte del mapa mundial; siempre viéndonos desde los ojos de otros, ahora queremos saber si alguna importancia tiene cada país como para ser parte del escándalo. Ser parte de un informe filtrado por Wikileaks es estar en el mundo, ¿pero de qué lado? ¿quien es considerado peligroso para el orden mundial del norte es acaso un héroe del otro orden deseable?Lo dudo. La vida política de América Latina es más compleja que nuestra relación con los poderes del norte. Sin embargo lo que se diga de Latinoamérica en los reportes de Wikileaks será un espejo que debemos observar detenidamente y ojalá aprender que debemos mirarnos con nuestros propios ojos.

El próximo huracán informativo que se nos viene, vendrá en dosis negociadas de revelación, no será casualidad el orden de las revelaciones ni sus repercusiones. Debemos tener claro que el poder revolucionario de esta información suelta en el mundo como un toro bravo no tiene hilo conductor y debemos estar preparados para ser bombardeados de dichos y diretes hasta el cansancio. Tendremos que estar atentos para crear nuestra propia opinión y poner nuestra ética y sensibilidad sobre la verdad también a prueba.

Perfiles

  • rose perfil
    Maria Rosa Balseca
    Comunicadora, poeta, cientista social con experiencia en asesoría política y  proyectos de desarrollo.
    Leer más
  • Mily Perfil
    Mileidy Sayenska Capurro Tapia 

    Es una joven abogada esmeraldeña vinculada a la dirigencia estudiantil, al trabajo comunitario con jóvenes y mujeres. 

    Leer más
  • Fide perfil
    Homero Fidel García 

    Es un joven líder político ecuatoriano. Desde pequeño tuvo conexión directa con el Movimiento Indígena de Chimborazo. 

    Leer más
  • diegoborja
    Diego Borja Cornejo
    Es un economista y líder político ecuatoriano.  Es el actual Secretario Económico de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América –ALBA-.
    Leer más

Poder Ciudadano 2012 - Todos los derechos reservados

Desarrollado en Joomla! por Bendita Publicidad