tube tw fb

IDEARIO FILOSOFICO Y DECLARACION DE PRINCIPIOS DEL FRENTE DEL PODER CIUDADANO

LA TRANSFORMACIÓN

  • Creemos que el presente es el momento de la transformación. De la transformación en todos los ámbitos: social, político, económico, institucional, cultural. La legitimidad de la democracia representativa, de sus instituciones, de su gobierno, de las relaciones sociales que ha producido, está en crisis. Por todo el mundo emergen manifestaciones de fuerzas de transformación, cuyos distintos ámbitos, lenguajes, identidades, historias, convergen en un solo objetivo: la modificación profunda y amplia del status quo.
  • La transformación del Ecuador y del mundo es un ejercicio profundo de cambio cultural, un proceso de transformación que solamente se puede llevar adelante mediante una organización política transformadora de la conciencia individual y mediante la acción de personas comprometidas con su propia transformación. Creemos en la movilización de la energía colectiva e individual a través de la organización política para transformar las maneras de pensar, decir y actuar, y así construir un presente y un futuro nuevo y extraordinario. El Frente del Poder Ciudadano es un espacio para la organización de la conciencia para la acción orientada a ejecutar la trasformación. Es la expresión orgánica-política de las fuerzas transformadoras y el catalizador para el florecimiento y despliegue de otras fuerzas de transformación.
  • El Frente del Poder Ciudadano propugna romper con el paradigma determinista que concibe al futuro como dependiente exclusivo de las condiciones del fenómeno social, condiciones que por sí mismas, por más estancadas que estén y por más adversas que sean, no determinan transformación. Creemos que es menos importante el dónde empezamos que las decisiones que estamos dispuestos a tomar para cambiar la realidad y saber a dónde vamos. La tarea del Frente del Poder Ciudadano es dar salida creativa, alternativa, dialogante e incluyente a esas condiciones que son desfavorable para la vida en plenitud de todos los ecuatorianos.
  • El Frente del Poder Ciudadano inicia con la convicción de que la transformación del orden establecido es posible y es deseable; y, que como posibilidad social está asociada a la fuerza creativa de las grandes masas que históricamente han subvertido las condiciones de manera revolucionaria; a las olas humanas de indignación que convergen de manera espontánea reclamando democracia profunda, democracia participativa, democracia real en la vida pública y en la vida privada; a la creación intelectual que ha desarrollado lo mejor del pensamiento filosófico y científico con profundo carácter humanista; y a las corrientes espirituales, de distintos origen, que han propugnado la opción preferencial por los pobres, así como la revolución del alma desde el amor, la libertad y el compromiso.
  • El Frente del Poder Ciudadano es el espacio de responsabilidad de los individuos y las colectividades en cuanto a lo que nos sucede o nos deja de suceder en nuestra vida personal y nuestra vida en sociedad. Decidimos ser autores y no receptores, sujetos y no objetos, partícipes y no usuarios, agentes y no pacientes de la realidad social.
  • El Frente del Poder Ciudadano trastoca de manera profunda las nociones caducas de organización política y propone la reinvención de las formas de representación, conducta y relación de las instituciones con la sociedad. El Frente del Poder Ciudadano irrumpe como respuesta contestataria a la crisis del capitalismo y neoliberalismo para satisfacer la demanda de recuperar el Estado, la sociedad y sus instituciones para la dignidad de las personas, el ejercicio de todos los derechos humanos y para salvaguardar el planeta.

EL PODER DE LA GENTE

  • El Frente del Poder Ciudadano es una organización política que se basa en la movilización de la energía social, de las organizaciones sociales, de los ciudadanos y ciudadanas, de las personas que buscan volver real los sueños de justicia, equidad, democracia y libertad. En ese sentido asumimos las tradiciones históricas de las luchas populares que dieron origen a las grandes revoluciones; nos identificamos con los triunfos alcanzados por los movimientos de trabajadores, campesinos, pobladores, estudiantes, por el movimiento feminista, indígena, afro, ecologista, juvenil, el movimiento GLBT; y, en general con los anhelos de justicia social de las revoluciones democráticas, populares y socialistas a nivel mundial.
  • El Frente del Poder Ciudadano es una respuesta al ejercicio del poder oligárquico y de élites anti democráticas, anti nacionales, anti populares y segregacionistas que se ha dando históricamente en el país y que dejó a miles de personas en un profundo estado de vulnerabilidad. Por lo tanto creemos en una cultura política que se funda y legitima en el poder popular, la voluntad de diálogo, el debate de las ideas, la solidaridad y capacidad de consensos de la colectividad; de manera respetuosa y en pleno ejercicio de la libertad, independientemente de la condición de género, de edad, de grupo étnico, de preferencia sexual y de condición social.
  • El Frente del Poder Ciudadano propone el ejercicio del poder gubernamental basado en la decisión y autogestión ciudadana organizada; por lo tanto asumimos que la economía, la política, la cultura y la gestión pública deben ser planeadas, ejecutadas y reguladas por la ciudadanía organizada, en la ciudad y en el campo, en los distintos territorios de la costa, la sierra, la amazonia y la región insular.
  • Para El Frente del Poder Ciudadano la democracia representa, a la vez, un fin y un medio.

LA ARTICULACIÓN DE LAS FUERZAS TRANSFORMADORAS

  • El Frente del Poder Ciudadano es el lugar de reunión y convergencia de todas las fuerzas democráticas que estén dispuestas a impulsar la transformación profunda, amplia e integral de la sociedad y el Estado en el Ecuador.
  • Como reflejo de la realidad nacional El Frente del Poder Ciudadano se propone aglutinar a personas, movimientos, organizaciones sociales, políticas, culturales, de distinto origen y condición, honrando el carácter ampliamente variado y amplio del Ecuador, asi su carácter pluricultural, pluriétnico y multilingüe; por lo tanto asume el reto de la interculturalidad como un sistema de convivencia y diálogo social avanzado. Creemos que sólo el diálogo intercultural permite crear respuestas colectivas para satisfacer las necesidades individuales en su diversidad, respuestas que son el resultado de un contrato voluntario entre ciudadanos distintos, libres y responsables y no de una yuxtaposición de voluntades donde unas se imponen sobre otras, debido a su mayor poder, preeminencia económica o situación institucional. Creemos que decididos a actuar juntos, pero reconociendo el derecho a la diferencia, podemos influir para la transformación de los individuos, de las sociedades y del mundo.
  • El Frente del Poder Ciudadano apoya todas las formas de organización que deciden manera autónoma las diferentes colectividades sociales, para promover sus objetivos sociales, políticos, económicos y culturales, en los distintos niveles: nacional, provincial, cantonal, parroquial. Por ello garantiza en su estructura la participación política de las comunidades y grupos sociales como tales, sin posturas hegemonistas y manteniendo el respeto a su identidad.
  • El Frente del Poder Ciudadano tiene una vocación humanista y propone una comunidad internacional pacífica, conformada por países abiertos, con una identidad a la vez singular y universal. Creemos en la integración latinoamericana con el fin de desplegar toda la riqueza natural, productiva y humana de la Región, a favor de sus habitantes, constituyendo un espacio de equidad, respeto ambiental, desarrollo productivo respetuoso de ambientes naturales y culturas, donde confluyan de manera creadora los avances del conocimiento occidental y los saberes ancestrales de pueblos y culturas tradicionales.
  • Consideramos que la participación política se deriva del compromiso. El Frente del Poder Ciudadano se asienta sobre una adhesión voluntaria, que hace que sean respetadas las decisiones, las reglas y los postulados nacidos del debate interno y aprobados en colectividad.
  • El Frente del Poder Ciudadano se encuentra siempre abierto y llama a todos los hombres y a todas las mujeres provenientes de distintos movimientos, agrupaciones y organizaciones políticas que comparten sus anhelos, valores y principios a reunirse y a participar de la organización.

ORIENTACIÓN DE LA ACCIÓN

  • El Frente del Poder Ciudadano considera que los postulados sobre el funcionamiento espontáneo del mercado permite que sean las personas y grupos que tienen mayor poder y dominancia los que se aprovechen de los recursos de toda la sociedad. Creemos que el mercado no debe determinar las necesidades sociales, sino que la sociedad debe determinar la orientación del mercado. Propugnamos que el progreso económico y social no debe ser evaluado, exclusivamente, como la capacidad mercantil del país sino como la calidad efectiva de las condiciones de  existencia de las personas; que el progreso económico y social no debe ser evaluado solamente como la cantidad de riqueza producida sino además, a través de la forma de producir, el contenido de la producción y su distribución.
  • El Frente del Poder Ciudadano considera imprescindible la redistribución de los recursos y de la riqueza que garantiza la fundamental igualdad de derechos, la equidad en las oportunidades para conducir la vida y para la promoción del progreso de cada persona y comunidad. Buscamos el equilibrio económico territorial a través de una política de democrática real, plasmada en lo local mediante alternativas propias, descentralizadas, solidarias, autónomas, antiburocráticas y participativas.
  • El Frente del Poder Ciudadano, reconoce que las mayores condiciones de miseria y marginalidad se encuentran en el campo y para superarlas definitivamente promueve una profunda Revolución Agraria en el siglo XXI. Esto tiene que ver con el acceso democrático a la tierra, el agua, el conocimiento, la capacitación, el crédito, la infraestructura de almacenamiento, transporte y comercialización, para todos los campesinos y productores agrícolas, lo cual a su vez garantiza una sólida soberanía alimentaria de todos los habitantes, incluyendo los de las zonas urbanas.
  • El Frente del Poder Ciudadano, consciente de la estrecha interacción entre las actividades humanas y el ecosistema, concibe al progreso económico-productivo como resultado de la armonía y complementaridad con la naturaleza y no como una práctica antagónica, destructiva y de expoliación de ésta. Respetamos y aceptamos el conocimiento de los pueblos ancestrales que plantean prácticas de interdependiencia, unidad y armonía con el entorno natural, no sólo como deseables sino como un imperativo para nuestra supervivencia amenazada.
  • El Frente del Poder Ciudadano, considera que la Reforma Urbana que requieren los habitantes de nuestras ciudades, las grandes, medianas y pequeñas, tienen que ver con la necesaria dotación de infraestructura urbana –agua, alcantarillado, tendido eléctrico y telefónio, calles y bordillos; pero sobre todo con una visión y una acción que sitúe a nuestras aglomeraciones urbanas en el siglo XXI. Esto implica, la creación de bienes públicos como parques y ambientes que devuelvan al ser humano su cercanía y convivencia con la naturaleza, la limpieza de ríos, la construcción de sistemas públicos de transporte masivo eficiente, el uso de los espacios públicos para la expresión cultural, sobre todo de los jóvenes.
  • Para el Frente del Poder Ciudadano, la seguridad de las personas y las colectividades, en la ciudad y en el campo, es un desafío preeminente, necesario e indispensable para el pleno ejercicio de una vida digna y edificante, y debe ser alcanzado mediante la movilización de toda la creatividad y colaboración entre la acción cívica y la fuerza del Estado.
  • El Frente del Poder Ciudadano considera que es tan necesario el acceso equitativo a los medios de producción material, como tierra, capital, infraestructura y conocimiento; como el acceso a los medios de producción de identidad, cultura, arte y otros significados inmateriales. Por ello promovemos la puesta a disposición de la sociedad, de las organizaciones sociales, con independencia de su filiación política, de medios concretos de comunicación, tales como espacios en la televisión, la radio y el internet.
  • El Frente del Poder Ciudadano, considera que el acceso a las lenguas de convivencia intercultural es un derecho de todos los habitantes y no solo de los niños y jóvenes de las localidades donde hay presencia mayoritaria de estas lenguas. Por ello promovemos la enseñanza del kichwa en todas las escuelas públicas. Esto permite el pleno ejercicio del carácter plurinacional y multicultural del Estado. Permite además la instalación de capacidades efectivas en niños y jóvenes para el ulterior aprendizaje de otras lenguas, incluyendo las extranjeras, habilidad cada vez más necesaria en un mundo global e interdependiente.
  • Propugnamos una conciencia transformadora fraterna, de cooperación e independencia con todos los seres vivos y en especial entre los seres humanos, para combatir el racismo, la xenofobia, la opresión y toda forma de discriminación y prejuicio, la explotación, la inseguridad, la pobreza, el desempleo, el hambre y el desamparo.
  • Para El Frente del Poder Ciudadano el trabajo y el conocimiento es un valor esencial de la sociedad y fuente principal de la riqueza y la creatividad de los seres humanos. Por ello, estamos comprometidos a contribuir a la expansión del potencial humano creando condiciones laborales justas y acabando con la explotación. En tal sentido promovemos la preeminencia de la producción en todas sus fases, por sobre la especulación. Concordamos con las propuestas orientadas a la estructuración de una nueva arquitectura financiera para la región latinoamericana, así como los acuerdos con otras experiencias creativas de otras áreas del planeta. Consideramos que el uso del ahorro de la región latinoamericana debe servir sobre todo para la producción de alimentos, medicinas, energía, transporte y conocimiento, dentro de nuestra propia región y no para la especulación de los centros financieros del capitalismo. Esto además favorece el compromiso con la paz en la región y el ejercicio efectivo de la soberanía alimentaria, el uso soberano de los recursos naturales y la defensa estratégica de las grandes dotaciones de agua y biodiversidad de la Región.
  • Reconocemos que mujeres y hombres somos iguales en la diferencia por lo que consideramos necesario disminuir la brecha de desigualdad político-social entre las mujeres y los hombres, así como asegurar las opciones y derechos sexuales-reproductivos para que decidamos libre y responsablemente sobre nuestros cuerpos y emocionalidades.
  • El Frente del Poder Ciudadano acoge las diversidades culturales y religiosas, en tanto ellas no son un obstáculo para la libertad de cada uno y de todos. En ese sentido el laicismo es un espacio de respeto para nuestra vida en común. No profesamos una ideología antirreligiosa sino de consideración a las diversas creencias y opciones de espiritualidad; objetamos la injerencia de las iglesias y los cultos en el Estado.
  • El Frente del Poder Ciudadano promueve que las minorías participen activa y equitativamente con sus proyectos sociales de transformación.
  • Rechazamos toda interferencia o presión proveniente de la dominación y que se sustente en la fuerza armada o el poder económico y político. Creemos que la soberanía es el derecho a tomar decisiones propias por lo que impugnamos el control de unos cuantos gobiernos nacionales y corporaciones trasnacionales sobre el conocimiento, la información, los bienes culturales, el comercio especulativo, las finanzas mundiales y la movilidad; así como la falta de democracia en los tradicionales organismos político-financiero internacionales y su utilización para la imposición y justificación de acciones de interferencia y de violencia por parte de los estados hegemónicos.
  • Consideramos la libre movilidad como un derecho inalienable y reconocemos bajo el principio de ciudadanía universal a las personas inmigrantes y emigrantes del territorio nacional como parte integrante de la sociedad ecuatoriana.
  • El Frente del Poder Ciudadanodeclara su solidaridad con los movimientos libertarios, de indignados en todas partes y considera que las relaciones de fuerza de un momento nunca son fijas o insuperables.
  • Entendiendo los cambios sociales como cambios culturales y a la cultura no como innata o dada, sino como un proceso social de construcción ligado al relacionamiento con otras culturas en proceso y a la intencionalidad de quienes asumen conscientemente el proyecto y las metas de los grupos humanos, El Frente del Poder Ciudadano considera todo determinismo, uniformidad y parálisis cultural como fuente de injusticia, sometimiento e involución; por ello promueve el fomento y democratización de los espacios culturales y de comunicación para el despliegue de la acción creadora de artistas, académicos, investigadores, artesanos, científicos, deportistas y todo miembro de la sociedad que la movilice creativamente.

El Frente del Poder Ciudadano reconoce y declara a su proyecto permanentemente abierto a aportaciones y convoca a la sociedad ecuatoriana a su debate y enriquecimiento continuo.

Quiénes Somos

Somos un Movimiento político Ecuatoriano. Dentro de la corriente de la Revolución Ciudadana, creemos en la vía popular y la transformación de la conciencia para la transformación del país y la región. Queremos satisfacer el legítimo apetito de sana política que emerge cada vez más por todo el mundo, canalizar un nuevo activismo, lograr la participación y deliberación real de la gente en la conducción del Estado.

foto pc1

Militantes del Movimiento Poder Ciudadano, Febrero 2012.

IMG 6787

Militantes del Movimiento Poder Ciudadano, 2009

Estructura del Movimiento Frente del Poder Ciudadano

ORGANIGRAMA-PC

PIRAMIDE-PC-PC

Según su Régimen Orgánico, la toma de decisiones en el Movimiento se fundamenta en una democracia participativa. En todas sus decisiones el Movimiento buscará el consenso o en su defecto, la mayoría de los votos de los participantes en el respectivo organismo.

El Movimiento adoptará los mecanismos de consulta directa de los adherentes permanentes en los asuntos que sean determinados por la Asamblea Nacional o el Comité Ejecutivo Nacional. Estas consultas pueden ser de carácter nacional o local. Los resultados serán de ejecución obligatoria por parte de las distintas instancias partidarias.

Hitos para la Historia de Poder Ciudadano

En julio de 2007 el Presidente Alfredo Palacio, cede ante los grupos de presión y pide la renuncia al entonces Ministro de Economía y Finanzas, Diego Borja Cornejo, quien junto con su equipo, había logrado la histórica expedición del Decreto 042, que exigía de las empresas transnacionales la devolución a favor del país de al menos el 50% del excedente del precio del petróleo.

La gestión de ese Ministerio tuvo un equipo de Consejo Político que semana a semana se reunía en Quito para debatir y sugerir líneas de acción al Ministro Borja. La mayoría de miembros de ese equipo, fueron dirigentes del Movimiento de Izquierda Cristiana, agrupación de izquierda radical que estuvo activa en las décadas del 70 y 80 del siglo pasado.

Al terminar la gestión en el Gobierno de Palacio el equipo liderado por Diego Borja decidió iniciar la conformación de una agrupación política que permita conducir la fuerza social interesada en un cambio radical de la situación política, económica y social del Ecuador; y, el 10 de agosto de 2006 se inició el primer recorrido por el Ecuador con el fin de aglutinar fuerza política y lograr dicha meta.

En marzo de 2007 se realizó la primera Asamblea Nacional de Poder Ciudadano con la asistencia de cerca de 250 delegados de 14 provincias del país y se decidió apoyar la corriente de la Revolución Ciudadana, con la comprensión de que ésta era una corriente histórica que requería de diversidad política y organizativa. “Una sola fuerza, distintos movimientos”, fue un lema que condujo ese nacimiento.

A pesar de la realización de nuestra parte de no pocos esfuerzos para alcanzar la unidad con el Movimiento País (el movimiento en ese entonces del candidato Correa) ésta no fue posible. Entonces organizamos el proceso de legalización del Movimiento Poder Ciudadano para la participación electoral autónoma. Durante 45 días del primer bimestre de 2008 y con el esfuerzo de los militantes se recolectaron las firmas para el reconocimiento de nuestro Movimiento por parte de Tribunal Electoral. Dicho organismo reconoció como válidas cerca de 150 mil firmas de las casi más de 190 mil firmas recogidas.

Ese esfuerzo político organizativo nos llevó a diversas conversaciones con agrupaciones políticas progresistas para alcanzar la unidad electoral frente a las elecciones de la Asamblea Constituyente. La más importante y profunda fue la jornada de más de 60 días de diálogo con la dirigencia del Movimiento Pachacutik, con quienes llegamos a establecer acuerdos de candidaturas nacionales y locales en todo el país. Las dificultades propias de la mencionada organización impidió que esos acuerdos se materialicen, pues a unas pocas horas de inscribir las candidaturas los dirigentes simplemente dejaron de contestar los teléfonos.

El movimiento Poder Ciudadano presentó candidaturas en 14 provincias, algunas de ellas en alianzas, todas ellas alineadas con un programa socialista y democrático. Fue el período en el que se publicó el documento “Más socialistas y más democráticos que nunca”.

En septiembre de 2007 El compañero Diego Borja fue electo Asambleísta Constituyente y cumplió dichas funciones hasta julio del 2008. Después fue convocado a la Comisión Legislativa y de Fiscalización de Transición a la cual renunció en diciembre de 2008 cuando fue convocado al Gabinete del Presidente Correa como Ministro Coordinador de Política Económica, labor en la que se desempeño hasta abril de 2010.

Durante el período de participación en la Asamblea y en el Gobierno de Rafael Correa, el Movimiento Poder Ciudadano actuó para fortalecer sus estructuras y puso gran empeño a la formación de sus cuadros.

En febrero de 2009 se fundó la Escuela Nacional de Formación Política del Movimiento y con distintas actividades formativas. Ese proceso condujo a la formación de la actual Secretaría Nacional de Talento Humano del Movimiento.

En julio de 2010 se realizó la Segunda Asamblea Nacional con la participación de más de 1200 delegados de 19 provincias del Ecuador; en la que se decidió avanzar en el proceso de unidad con Alianza País. Nos unimos a las actividades preparatorias de la Primera Convención Nacional de Alianza País y participamos con una delegación reconocida por los directivos de esa organización. En dicho evento nos unimos al llamado de Correa de avanzar en la profundización de la Revolución Ciudadana y en el fortalecimiento del Movimiento.

Luego de varios meses de esfuerzo por desarrollar una dirección colectiva que incida en las decisiones del Gobierno y ante la imposibilidad de conseguirlo por las prioridades de la dirigencia del Alianza País y del Gobierno, nuestra Dirección Nacional tomó la decisión de mantener vivas nuestras estructuras organizativas con el fin de evitar la disolución de una corriente política ya organizada y crítica.

En noviembre de 2011 la tensión con la derecha del gobierno rompe la posibilidad de seguir colaborando en la Presidencia del Banco Central encomendada al Presidente de Poder Ciudadano y se expresa públicamente algunos contenidos de la crítica a la conducción del gobierno en distintas áreas.

El movimiento Poder Ciudadano conforme a su palabra ha mantenido una línea de acción y pensamiento conforme a los intereses del cambio radical del Ecuador y América Latina, en la búsqueda incesante de una tierra de gente emancipada, con acceso equitativo, con un sistema político-económico-social inclusivo, con un Estado al servicio de los derechos de los individuos y de las comunidades.

Es por ello que no pocas veces a discrepado públicamente de algunos elementos la práctica política del Presidente Correa y de igual manera ha expresado el apoyo al proceso de cambio radical de la Revolución Ciudadana, que en el momento tiene tareas pendientes en los ámbitos de la revolución productiva; la reforma urbana y la seguridad; los derechos de los pueblos y nacionalidades; la profundización de la democracia participativa.

Quito, 19 de abril de 2012

Andrés Borja Cornejo

Comité Ejecutivo Nacional

Preguntas Frecuentes

¿Qué significa Poder Ciudadano?

Es la voluntad del Pueblo del Ecuador de que el poder político lo ejerzan los ciudadanos libres de las expresiones políticas mafiosas y vinculadas a las corporaciones del poder fáctico.

¿Por qué se formó el movimiento?

Porque en el país hacía falta la formación de nuevas organizaciones políticas que permitan la expresión y la participación de los ciudadanos de manera voluntaria, libre y democrática; en la medida que los partidos representantes del viejo régimen habían sido vaciados de contenido y se habían convertido más en juntas de pocos que pugnaban por la repartición ilegítima de las rentas nacionales.

¿Cuándo se formó el movimiento?

El 10 de Agosto de 2006 un conjunto de hombres y mujeres democráticos, liderados por Diego Borja se reúnen en la ciudad de Quito y declaran la necesidad de construir una organización política. A finales de marzo de 2007 se realiza la primera Asamblea Nacional del Movimiento Poder Ciudadano con la participación de 250 representantes de 11 provincias. En enero de 2009 se reúne el directorio nacional ampliado con la participación de casi 300 delegados de 15 provincias.

¿En cuántas provincias esta activo el movimiento?

El movimiento tiene algún nivel de organización en Imbabura, Pichincha, Tungurahua, Chimborazo, Cañar, Azuay, Loja, Esmeraldas, Manabí, Guayas, Los Ríos, Santo Domingo, Santa Elena, Galápagos, Orellana, Napo, Morona Santiago. Es decir 16 provincias.

¿Qué hace el movimiento?

Actualmente las principales tareas son de organización y formación política.

¿Poder Ciudadano participa electoralmente?

Hemos participado en las elecciones para la Asamblea Nacional y el Referéndum.

En las elecciones de abril y junio participamos con candidatos propios para la asamblea, y los gobiernos locales en algunas provincias; y, por medio de alianzas en otras.

Perfiles

  • rose perfil
    Maria Rosa Balseca
    Comunicadora, poeta, cientista social con experiencia en asesoría política y  proyectos de desarrollo.
    Leer más
  • Mily Perfil
    Mileidy Sayenska Capurro Tapia 

    Es una joven abogada esmeraldeña vinculada a la dirigencia estudiantil, al trabajo comunitario con jóvenes y mujeres. 

    Leer más
  • Fide perfil
    Homero Fidel García 

    Es un joven líder político ecuatoriano. Desde pequeño tuvo conexión directa con el Movimiento Indígena de Chimborazo. 

    Leer más
  • diegoborja
    Diego Borja Cornejo
    Es un economista y líder político ecuatoriano.  Es el actual Secretario Económico de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América –ALBA-.
    Leer más

Poder Ciudadano 2012 - Todos los derechos reservados

Desarrollado en Joomla! por Bendita Publicidad